Filetes rusos sin gluten

Receta de filetes rusos sin gluten

Si te preguntas por el origen de los filetes rusos, parece que sí, que esta vez, a diferencia de la ensaladilla rusa, los filetes rusos son de origen ruso, en concreto de la zona del Volga y datan de mediados de 1800.

Estos deliciosos y sencillos filetes llevan formando parte de nuestros menús desde hace décadas. Y gustan tanto a niños como a mayores.

¿Conoces la sencilla receta de los filetes rusos? Es muy fácil adaptarla a la dieta sin gluten. En algunas recetas se enharina la carne en lugar de rebozarla en pan rallado, y en otras se pasa la carne tanto por harina como por huevo y pan rallado. Aquí te dejamos la nuestra.

 

Ingredientes para 8-10 filetes rusos:

  • 400-500 gr de carne picada de ternera
  • Media cebolla
  • 1 huevo
  • Unas rebanadas de pan sin gluten
  • Leche
  • Un par de ramas de perejil
  • Pan rallado sin gluten
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Opcional: ajo

Preparación:

  1. Picamos la media cebolla.
  2. Empapamos la miga de varias rebanadas de pan en leche.
  3. Añadimos en un bol la carne, la cebolla picada, el pan mojado en leche desmenuzado, el perejil y un poco de sal. Puedes añadir también un par de dientes de ajo picados si quieres.
  4. Mezclamos bien estos ingredientes en el bol. Sugerimos hacer esta mezcla con las manos.
  5. Batimos el huevo y lo añadimos a la mezcla. Volvemos a mezclar bien.
  6. Dejamos reposar la masa una media hora para que coja cuerpo.
  7. Pasado ese tiempo empezamos a formar las bolas de carne con las manos, aplastándolas para hacer el filete del grosor y tamaño que queramos.
  8. Pasamos los filetes por el pan rallado, empanándolos por los dos lados.
  9. Ponemos a calentar en una sartén aceite a fuego medio alto y cuando esté caliente echamos los filetes y los freímos hasta que estén bien dorados. Después bajamos el fuego y los dejamos un poco para que se acaben de cocer bien por dentro.
  10. Cuando estén hechos los retiramos de la sartén y los dejamos reposar en papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  11. Y ya están listos para servir, acompañándolos de lo que más te apetezca. ¿Qué tal una ensalada de calabacín, una salsa de cebolla o de tomate casero, o unas patatas panaderas?

Estos filetes rusos se pueden tomar recién hechos, en caliente, o fríos, guardándolos de un día para otro. También se pueden congelar. Y son una genial opción para las excursiones o las comidas fuera de casa con tupper.

¿Qué te ha parecido esta receta?

[Total: 4   Promedio: 5/5]

Ver más recetas sin gluten